ME DIRIJO

Me dirijo donde aparqué el coche.
Por un lado el ruido del autobús que pasa,
por otro el de un taller de neumáticos,
Unos cuantos tipos toman café en la terraza y vocean,
más allá están podando varias palmeras
y al girar la esquina
el estrepitoso festival de gritos ensordecedores
de unos ciento y pico niños en el patio de un colegio.

Y sin embargo esto último es la belleza.

-Javier Gm

Anuncios